A disfrutar en el sufrimiento

Barruntábamos en nuestras cabezas que el estreno en la máxima categoría sería complicado. Los más optimistas esperaban una versión similar a la del año pasado y empezar la liga dando un golpe encima de la mesa. Los más escépticos aguardaban el final del partido con el deseo de rascar algo en un partido inaugural complicado. Finalmente la mezcla de ambas sensaciones fue el coctel que vimos anoche en Butarque.

Jagoba Arrasate ya nos había avisado de que nuestro Osasuna este año mostrará una versión algo diferente a la del año pasado. Un equipo más aguerrido, menos alocado y más consecuente, sobre todo lejos de El Sadar. No engañaba a nadie, pues vimos que se jugó a otra cosa diferente. Sabedor de que Mauricio Pellegrino formaría un equipo de prestaciones similares a las del curso pasado Jagoba aprovechó para contrarrestar sus puntos débiles, sorprendiendo con la entrada de Moncayola y formando un trivote defensivo en el centro del campo. El míster de Berriatua salió airoso del primer órdago de la temporada, pues el Leganés se veía constantemente obligado a tener que llevar el peso del partido desde atrás viendo la incapacidad de Osasuna por querer circular el esférico y no se sentía cómodo. No pasó nada en la primera porque todo estaba por llegar. En la segunda parte vimos como los carrileros locales adelantaron sus posiciones en busca de la profundidad para hacer daño a Osasuna. El equipo navarro también alternó la posición de Rober Ibañez con la de Roberto Torres, con el objetivo de que el jugador de Arre jugase más por dentro y dejase la banda libre a Estupiñan. Sin embargo, durante la primera media hora se notó mucho más el cambio táctico del Leganés que empezó a generar verdadero peligro sobre la meta de Rubén. Los más antiguos del lugar cuentan que históricamente Osasuna ha sido el equipo más robado de la categoría. Tiempos lejanos, pues el VAR ha venido para quedarse y ayer ayudo a mantener el empate a cero en el marcador hasta el minuto 75. Minuto en el cual la pequeña variación táctica rojilla entró en escena. Una jugada trenzada con tranquilidad, de las únicas del partido, y dinamizada por el perfil zurdo con la subida de Estupiñan fue a caer en las botas del Chimy Avila, previa asistencia por dentro de Roberto Torres. Uno, dos y… no necesitó más el Comandante: latigazo a la derecha de Cuellar que no pudo hacer nada por evitar el gol. A partir de ese instante volvimos a ver al Osasuna más solidario en las ayudas defensivas y que tanto nos recordó al de la temporada pasada. Este año, por el contrario, los equipos llevan bastante más peligro y Rubén tuvo que erigirse como el héroe de la noche.

Muchos conceptos por corregir, efectivos que recuperar o pulir la nueva versión son algunas de las asignaturas pendientes para el próximo encuentro liguero, pero con la positiva sensación de que el equipo tiene una variedad de jugadores y sistemas para competir como uno más.

PD: Jagoba Arraste demostró, una vez más, lo ENTRENADOR que es. Lo normal hubiese sido salir con Fran Merida a tener el balón y “no jugársela” mucho con la alineación en el estreno liguero. Pues puso a un chaval de 21 años porque creyó que eso era lo mejor para jugarle ayer al Leganes y es de valorar por encima del resultado final.

LaRuna Sidrería

Condiciones de uso y PrivacidadPolítica de CookiesContacto© Radio Marca Navarra

FEDER
Web financiada al 50% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional a través del Programa Operativo FEDER 2007-2013 de Navarra