Chutes de osasunismo

Los resultados se han llevado por delante a Diego Martínez. Parece una obviedad, pero en el trasfondo de la decisión de la Junta Directiva de no seguir contando con el gallego hay bastante más cosas, al margen de los resultados. Lo que hemos conocido es el famoso desafecto entre grada y equipo, pero hay más.

Tiene razón Braulio, cuando dice que Diego trajo a Tajonar métodos de trabajo muy profesionalizados de los que Osasuna debería aprovecharse en el futuro. Tiene razón cuando asegura que la Segunda es muy igualada y que una victoria por 0-1 en Lorca es para celebrar y no para pedir perdón. Sí, pero con matices.

Yo creo que a Braulio le ha faltado un curso acelerado de osasunismo y que a Diego, aunque intentaron dárselo, estaba demasiado ocupado en conocer si los biorritmos de entrenamientos del tercer portero eran iguales o superiores a la media geométrica del número de pie que calzan los jugadores de la primera plantilla. Me explico: por muy buenos que sean los métodos de trabajo, un trabajador tiene que saber siempre para quién trabaja y cómo le gusta a sus jefes que haga su trabajo. Lo que no es lógico es que nadie le dijera al entrenador que las cosas no se estaban haciendo al gusto de los que mandan: los socios.

Y lo que es peor, con un nivel de autocrítica por debajo de cero, fiando lo negativo sólo a factores externos como la nieve, el viento, el agua, las lesiones, los árbitros o los postes. No, Diego, lo que te ha llevado por delante es la racanería, es el ultradefensismo, es el encerrar a los once a defender los saques de esquina, es el empecinamiento de jugar con jugadores que no saben hacerlo en banda, es el no saber manejar un vestuario, el haber conseguido que de veintitrés, ocho o nueve se sintieran inútiles. Fue el haber aceptado un reto asegurando que el peso de la cantera sería importante, evidenciando con hechos lo que era imposible.

Lo peor de todo es que Braulio, que era partidario de la continuidad de Diego Martínez, se ha encontrado de bruces con una realidad social aplastante en contra de su criterio, lo cual le deja muy tocado. No dudamos de su profesionalidad y de su capacidad, pero -insistimos- necesita un chute de osasunismo en vena para comprender que no es una cuestión de partidos cerrados o abiertos, de presupuestos o de conocimientos; sino de sentimientos. De que Osasuna es "valiente y luchador", que "defiende sus colores con brío arrollador", que "derrocha valentía" y "lucha con tesón", mucho más allá de estrategias y sistemas de juego, de metodologías y métrica biorrítmica. Una buena terapia sería escuchar el himno una docena de veces cada mañana antes de ponerse a trabajar.

P no es tiempo de regodearse en errores pasados, sino de centrarse en el futuro. Es tiempo de sentar las bases para la próxima temporada con un entrenador y unos fichajes que vuelvan a enganchar a la afición. Y para ello, qué duda cabe de que el trabajo de Braulio va a ser fundamental, así que esperamos que estos días esté dándole muchas vueltas a cómo encajar todas estas piezas en el puzle de la temporada que viene.

LaRuna Sidrería
Blogs de Radio Marca Navarra

Condiciones de uso y PrivacidadPolítica de CookiesContacto© Radio Marca Navarra

FEDER
Web financiada al 50% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional a través del Programa Operativo FEDER 2007-2013 de Navarra