Como dos gotas de agua

Como dos gotas de agua en cuanto a planteamiento e ideas de juego de sus entrenadores, Osasuna y Eibar empataron en un encuentro que no paso casi nada.

Jagoba Arrasate que había advertido que nada tendría que ver la alineación de la primera jornada con el de la segunda no apostó por la revolución. Pese a ser solamente un cambio fue una sorpresa comprobar como en la batalla psicológica de los entrenadores Jagoba se guardó hasta apenas una hora antes la baja del capitán. Decidió meter a Cardona cambiando la formación e igualando la del Eibar en un 4-4-2 claro. Con las cartas encima de la mesa Osasuna salió mejor al encuentro, buscando la espalda de los centrales con la movilidad de los delanteros e intentando llegar por banda con aproximaciones de Vidal y Estupiñan. Conforme avanzaban los minutos, sin embargo, el partido fue entrando en una espiral donde los dos equipos apenas eran capaces de tener una posesión larga, se abusaba del desplazamiento en largo y las interrupciones hacían el futbol imposible. El espectáculo se volvía grotesco siendo el calor uno de los elementos protagonistas. Después del parón para la hidratación Osasuna dio un pasito más viendo el pobre planteamiento del Eibar. Primero Moncayola y luego Roberto Torres estuvieron cerca. El Chimy también estuvo cerca, pero de ver la expulsión. Imagino que su actitud lo compensa todo, no hay más que ver como el Sadar despidió al argentino en la segunda parte, pero la inteligencia debe ser mayor en ese tipo de jugadas. El segundo tiempo seguía la misma tónica para los dos equipos, los centros eran la única arma ofensiva. Se vio a Roberto Torres filtrando balones a Cardona para que este buscase los centros al área. Cardona demostró una gran inteligencia y sus movimientos fueron determinantes para la creación de espacios para los jugadores de segunda línea. En una de esas jugadas tuvimos la ocasión más clara de Osasuna en estos dos primeros partidos. El Eibar se escapó con un punto de un partido que Osasuna fue el equipo que mereció más, pero le faltó acierto y algo más de hambre para ir a por el rival.

El balance global hasta el momento tiene que ser positivo y es que los 4 de 6 hacen ver a todo el entorno rojillo que el equipo podrá competir contra los equipos de su liga. La semana será otra historia.

LaRuna Sidrería

Condiciones de uso y PrivacidadPolítica de CookiesContacto© Radio Marca Navarra

FEDER
Web financiada al 50% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional a través del Programa Operativo FEDER 2007-2013 de Navarra