¿Hasta que las matemáticas digan lo contrario?

"Mientras haya opciones matemáticas, no vamos a bajar los brazos". Llevamos escuchando esa frase varios meses, pero las matemáticas, tozudas como ellas solas, se niegan a dar su brazo a torcer. Este fin de semana, más gracias al acierto del Espanyol contra el Leganés que por los méritos rojillos en el Calderón, donde -con todas las reservas que implica medirse a un equipo del potencial del de "El Cholo"- se esperaba algo más de la escuadra rojilla. Pero lo que molesta de esa frase, no es sólo las consecuencias de su ejecución y cumplimiento en la primera de sus premisas, es decir, mientras las matemáticas no digan lo contrario; sino la segunda. ¿Qué en caso de descenso se van a bajar los brazos? Espero que de ninguna de las maneras. Aunque se consume el descenso, los socios y aficionados quieren ver la mejor versión de Osasuna hasta el último minuto del último partido. Y si hay alguien que vaya a bajar los brazos, que se quede en casa.

LaRuna Sidrería

Condiciones de uso y PrivacidadPolítica de CookiesContacto© Radio Marca Navarra

FEDER
Web financiada al 50% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional a través del Programa Operativo FEDER 2007-2013 de Navarra