La justicia deportiva no existe

Da igual lo que diga el reglamento. El Comité de Competición y el de Apelación están ahí para interpretarlo a conveniencia y premiar los comportamientos antideportivos y ventajistas. Sólo así se entiende su actuación en el tema de la suspensión del Osasuna-Nastic de Tarragona. Peor todavía. Están ahí para decirle a Osasuna: tienen ustedes razón, pero nos da igual, no vamos a darles absolutamente nada.

La resolución del Comité de Competición, al más puro estilo Pilatos, venía a decir que se lavaba las manos. Que la culpa fue del árbitro, que no fijó fecha y hora para la disputa del encuentro una vez suspendido, y que por lo tanto, no se podía considerar incomparecencia. Y a la vez se contradecía imponiendo la ridícula multa de 600 euros al Nastic por incumplir el reglamento y no "procurar" permanecer en Pamplona 24 horas, como dice la normativa.

Desde luego, el árbitro Milla Alvéndiz -otro pilatos- no quiso saber nada de líos y dejó en el momento de la suspensión el marrón al Comité de Competición. Yo pensaba que ante la actuación pusilánime del colegiado, el Comité Técnico de árbitros lo metería en la nevera. Pero no. El 17 de diciembre arbitró en Gijón y el 6 de enero en Reus, como si nada, premiando así su error de no haber cogido el toro por los cuernos, como sí hizo Díaz de Mera en el Osasuna-Valladolid, citando a los contendientes, en contra del criterio del equipo pucelano, al día siguiente a las 12:00 horas.

Y de repente llega el Comité de Apelación, que sólo desdice a Competición si no está Osasuna por medio, y le mete una patada en la boca a La Liga y a la Federación diciendo que son ellos los que deben determinar cuándo se debe jugar ese partido. De lo que se deduce que la circular número 5 del reglamento de la Liga está para saltársela a la torera. Que lo de las 24 horas siguientes es pura ornamentación de la reglamentación. Es más, parece ser que se lo saltó a la torera el árbitro del Osasuna-Valladolid decidiendo por su cuenta y riesgo citar a los dos equipos al día siguiente a las 12:00 horas en virtud de la reglamentación de competición que Apelación dice de manera no expresa que no hay que usar. ¡Vaya galimatías!

Pero es que voy más allá. No sé sí los integrantes del Comité de Competición y los del Comité de Apelación son enemigos íntimos, pero lo parece. Porque Competición dijo que el Nastic había burlado la normativa imponiéndole una sanción de 600 euros, pero que le parecía excesivo dar el partido por ganado a Osasuna por una cuestión de proporcionalidad. Y llega Apelación y de esto, nada de nada. Dice que no cabe estimar el recurso de Osasuna porque la Federación y la Liga no dijeron cuando se debía jugar.

No, si todavía le van a quitar la sanción al Nastic. O peor todavía. Vendrá el Valladolid y reclamará la repetición del partido porque el árbitro les obligó a quedarse en contra de su voluntad.

LaRuna Sidrería

Condiciones de uso y PrivacidadPolítica de CookiesContacto© Radio Marca Navarra

FEDER
Web financiada al 50% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional a través del Programa Operativo FEDER 2007-2013 de Navarra