La liga de las desigualdades

Al osasunismo lo de la denuncia de Hacienda sobre Cristiano Ronaldo no le coge de nuevas. Sabe muy bien lo que es esto de litigar con el Fisco por presunto fraude. Además, el camino emprendido por los abogados de Cristiano Ronaldo es muy similar al que tomaron los letrados de Osasuna, es decir, el de consignar una cantidad que cubra la deuda y tratar de pactar con la fiscalía para evitar el juicio. Ya se sabe que "más vale un mal arreglo que un buen juicio", porque en el caso concreto de CR7, al ser persona física, podría dar con sus huesos en la cárcel.

Lo que es más curioso, más allá del paralelismo en el tiempo de la deuda que Osasuna acaba de cancelar con Hacienda Navarra, no sólo por el momento en el que estalla, sino también porque el presunto fraude fue contemporáneo, entre los años 2010 y 2013, es cómo se ponen de manifiesto las desigualdades en la competición. Cristiano Ronaldo, un sólo jugador, tiene capacidad para (presuntamente) defraudar 14,8 millones de euros, y eso que el portugués sí que pagó una parte de sus impuestos, y lo defraudado se supone que es lo conseguido por derechos de imagen en el extranjero. Osasuna, por su parte, sin pagar un duro a Hacienda en los tiempos del "no pasa nada", defraudó presuntamente 6,8 millones.

Así funciona la mejor liga del mundo, en la que los pobres se pelean contra los ricos en desigualdad de condiciones y, a veces, les ganan.

LaRuna Sidrería

Condiciones de uso y PrivacidadPolítica de CookiesContacto© Radio Marca Navarra

FEDER
Web financiada al 50% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional a través del Programa Operativo FEDER 2007-2013 de Navarra