Luces de alarma

La igualdad es máxima en Segunda División, eso está claro. Ninguno de los 22 equipos ha ganado los dos partidos (a expensas del Barça B-Tenerife) y ninguno los ha perdido. Es una realidad evidente. Tan evidente como que Osasuna tiene una plantilla conformada y equilibrada para luchar por el ascenso. Pero también es muy claro que con eso no basta. Los partidos se ganan en el césped, y no en la hoja de alineaciones.

Hemos escuchado voces sobre si es demasiado pronto para encender las luces de alarma. Y yo creo que no. Creo que cuanto antes se enciendan, más prevenidos estaremos. Se me antoja necesario un toque de atención al vestuario, tal vez demasiado envuelto en un halo de autocomplacencia arropado por una masa social osasunista que siempre está ahí, a las duras y a las maduras, dando la cara por el equipo.

Las cosas no han salido bien en el arranque de temporada, pero cuanto antes se enciendan esas luces de alerta, antes seremos conscientes de que se necesitan más cosas para ganar partidos. Acepto lo de que el equipo está en período de construcción y lo de que necesita más tiempo, pero no se le escapa a nadie que estos puntos valen tanto como los del último mes y no me gustaría que en mayo nos acordáramos de agosto.

Por eso, cuanto antes seamos conscientes de la necesidad, antes saldrán a flote los remedios. Porque saldrán, Hay entrenador y plantilla para conseguirlo, pero no nos durmamos. Enciendan ya las luces de alarma, al menos dentro del vestuario, y salgan a ganar el sábado contra el Huesca. No cabe otra cosa.

LaRuna Sidrería

Condiciones de uso y PrivacidadPolítica de CookiesContacto© Radio Marca Navarra

FEDER
Web financiada al 50% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional a través del Programa Operativo FEDER 2007-2013 de Navarra