Ni tanto, ni tan calvo

Extraer conclusiones tajantes del primer partido de liga contra el Sevilla Atlético se me antoja precipitado. No es por poner excusas, pero un equipo no se hace en cinco semanas. Todavía queda mucho que trabajar y detalles que pulir. Los que pensaron que Osasuna se iba a pasear militarmente por la Segunda División se equivocaban (y se equivocan). La Segunda es una categoría de igualdad máxima en la que la mayoría de los partidos se resuelven por detalles, como sucedió el sábado. El detalle de la única subida por banda de Clerc supuso el gol de Osasuna, y el detalle de los dos rechaces en el área pequeña supusieron el gol del Sevilla Atlético.

Es poco probable que Osasuna vaya a ser tan inseguro como demostró en los compases iniciales del encuentro, ni vaya a dominar todos los partidos con tanta superioridad en la posesión como entre los minutos 25 y 45, ni que se vaya a encajar un gol en los dos únicos tiros a puerta que tenga el rival. Y pasará que en vez de cinco tiros a puerta necesite sólo uno para anotar, y que, al revés, se ganen partidos sin merecerlo.

Lo que quiero decir es que ni Osasuna es tan bueno como la expectativas que algunos se crearon esta pretemporada, ni tan malo como los catastrofistas aseguran, que ya el sábado por la noche casi ponían a los rojillos como candidatos a eludir el descenso.

Mi opinión particular es la de que hay equipo y plantilla para el ascenso. El tiempo dará y quitará razones.

LaRuna Sidrería

Condiciones de uso y PrivacidadPolítica de CookiesContacto© Radio Marca Navarra

FEDER
Web financiada al 50% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional a través del Programa Operativo FEDER 2007-2013 de Navarra