Nuestro Pep

Aterrizó Diego Martínez en Pamplona y ya transmitía buen rollo. Con traje y corbata (estilo Sampedor) se presentó el mister gallego. No veíamos una puesta en escena así desde no se sabe cuándo. Eso sí, a ambos lados, Braulio y Sabalza. El presidente rojillo, poco acorde al evento. Ni Josemi Rodríguez Sieiro ni Boris Izaguirre le hubieran dado el visto bueno. ¡Por Dios!, ¡con un polo y sin americana! Y si encima ya le plantas un par de botellines de cerveza de los patrocinadores... Pues nada, bienvenido el verano.

Pero más allá de la imagen, las palabras del extécnico del Sevilla Atlético me conquistaron. Vi sensatez, vi ideas claras y vi un entrenador sin ganas de "vender burras" y con muchas ganas de ganarse al personal. Para lograrlo, toca darlo todo en el campo. Diego Martínez evito meterse en jardines y a las preguntas de "¿tendrá mayor protagonismo la cantera?", "¿qué aportará el promesas al primer equipo?". Capotazo y para Braulio. Lo fácil hubiese sido soltar cuatro tópicos para ganarse al personal y dejar al respetable contento. Eso se llama: personalidad. Y si esa misma impronta la traslada al césped, ojo, qué igual tenemos a nuestro Pep rojillo.

Dónde queda la presentación del mister utrerano que se iba a introducir en la mecánica logística de Tajonar. O la presentación del mister serbio que llegaba al matadero. Martínez pregona frescura. Es joven, poco viciado de lo malo de este deporte y eso es bueno para Osasuna. Y también digo una cosa, a mí no me emocionó su fichaje pero ayer me ganó por completo. Ahora, que ese "buen rollismo" de la sala de prensa se plasme sobre el terreno de juego.

LaRuna Sidrería

Condiciones de uso y PrivacidadPolítica de CookiesContacto© Radio Marca Navarra

FEDER
Web financiada al 50% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional a través del Programa Operativo FEDER 2007-2013 de Navarra