Ojo avizor

Osasuna es de sus socios. Nunca fue bien visto que alguien de fuera viniera a hacer negocio, ni que nadie de dentro quisiera aprovecharse de ciertas posiciones para beneficiarse a costa de la rojez. Los episodios recientes están en la retina de todos, de ahí que naciera esta especie de celo de control, en ocasiones hasta enfermizo, ojo avizor para evitar desmanes de los que mandan. Ese mismo ojo avizor es el que reclamo para este proceso electoral. Osasuna no es una fuente de negocio. Nadie debe venir a llevárselo calentito al albur de los buenos resultados económicos y de lo multimillonario del negocio del fútbol. Sobran los que piensan que, de tantos millones, alguno me caerá. Ni aún cuando lo que traigan supere lo que hay. Estarían valiéndose de Osasuna para hacer un negocio, y eso no encaja en los valores del club. Pero también hay que seguir muy de cerca los movimientos de quienes aspirando legítimamente a gobernar la poltrona rojilla por osasunismo, y porque están convencidos de que su proyecto es el mejor para la entidad, también buscan otras cosas. Por ejemplo, el beneficio de sus negocios personales o el enchufismo de personal a costa de unos presupuestos de muchas cifras. Ya me parece estar escuchando las sirenas en la playa. Si algo tiene claro el osasunismo es que a la directiva del club se llega para servir y no para ser servido. Ah, y de cobrar ya ni hablamos, que lo pone clarito en los estatutos.

LaRuna Sidrería

Condiciones de uso y PrivacidadPolítica de CookiesContacto© Radio Marca Navarra

FEDER
Web financiada al 50% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional a través del Programa Operativo FEDER 2007-2013 de Navarra