Osasuna no es Italia, ¿o sí?

Tan difícil es imaginar un Mundial sin Italia como una Liga Santander 2018-2019 sin Osasuna. Yo que he crecido viendo a los Baggio, Schillaci, Tassotti, Donadoni y compañía no llegó a comprender como la escudra Azurra se ha quedado fuera de Rusia. Ellos que han sabido leer los partidos como ninguno. Los dormian, los paraban y sólo se jugaba el tiempo que ellos querían. Ahora, les toca vivir en sus carnes el dolor. Un país bañado en lágrimas, de Turín a Palermo, de Napoles a Venecia.

Lo cierto es que Osasuna no es Italia en cuanto lo anímico. Buffon llora y nuestro Sergio Herrera se convierte en su próximo sucesor internacional. Xisco (con cierto aire a Luca Toni) poco tiene de Immobile. Es más, no puede ser más "mobile". Cómo bajaba a buscar el balón en el partido ante el Córdoba. ¿Y Quique? ¿Qué podemos decir del delantero pucelano? Pues, que hace un trabajo descomunal. Ni la mejor versión de Paolo Rossi en el Mundial del 82.

Otra cosa, ya es el juego del equipo. La primera parte en el Nuevo Árcangel no fue buena y el equipo se contagió del juego blanquiverde. A nuestro "Dieguini" le tira una buena defensa más que a Mancini y Lippi juntos. Ahí es donde más de uno quiere rascar un debate. ¿Jugar bien y no estar arriba? o ¿Jugar menos bien y estar en lo más alto? En definitiva, ¿queremos ser la Italia que sacaba sus partidos con empates y victorias mínimas pero siempre estaba ahí? Yo quiero que el equipo juegue bien y gane pero si tengo que elegir... No quiero ver a un Osasuna de tiki-taka y que luego acabe con Córdoba y Sevilla Atlético en la parte profunda del fango. Apúntenme con Italia (la de toda la vida) pero en junio, en la Plaza del Ayuntamiento. Grazie mille.

LaRuna Sidrería

Condiciones de uso y PrivacidadPolítica de CookiesContacto© Radio Marca Navarra

FEDER
Web financiada al 50% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional a través del Programa Operativo FEDER 2007-2013 de Navarra