Ya carbura

A dos puntos del liderato, las voces de los amargos comienzan a apagarse. Los más resistentes insisten en que el equipo no juega bien. Supongo que piensan que cuando el equipo gana lo hace por obra del azar, o al menos con poco mérito. Y me opongo. Las victorias de Vallecas y de El Sadar contra el Almería, así como la de Copa contra el Albacete son producto del trabajo, del dominio del tempo del juego y de la convicción en el triunfo.

Osasuna no ha jugado en su vida al fútbol que ellos defienden, ni lo va a hacer. Osasuna juega a lo que sabe. A poner sobre el césped los valores del osasunismo, que no están reñidos con los del "jogo bonito" pero sí con las posibilidades económicas. Estoy seguro de que Guardiola se estrellaría como entrenador de Osasuna. Y más en segunda división donde por encima de un centro del campo de jugones se impone la presión, el sacrificio, la entrega, el esfuerzo, la lucha, la solidaridad en las ayudas, el bloque...

Así ganó Osasuna al Albacete, al Rayo y al Almería; y ese es el camino. Osasuna ya carbura. Diego Martínez ha llegado a ese recoveco del motor al que le faltaba una manita de grasa. Aunque aún no se ha hecho nada. Ni el equipo ahora es tan bueno cuando remonta dos de los tres últimos partidos, o golea en Madrid, ni tan malo como cuando no supo matar los encuentros contra Sevilla B, Cultu y Huesca. Simplemente se ha puesto en el camino correcto: el que marca la ruta en Segunda División. Y si los amargados no lo ven (o no quieren verlo porque les conviene) es otro problema.

LaRuna Sidrería

Condiciones de uso y PrivacidadPolítica de CookiesContacto© Radio Marca Navarra

FEDER
Web financiada al 50% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional a través del Programa Operativo FEDER 2007-2013 de Navarra